Donde he dejado…. mi coche??

Mapa cocheCreo que ya no es momento de decir Feliz Año nuevo pero es que no he tenido ni tiempo de poder escribir un poquito desde antes de Navidad, y eso que prometí que iría publicando posts, no tan a menudo pero sin pausa, aunque no he podido cumplirlo….:-(

Y como siempre claro que han pasado cosas, bastantes cosas, algunas tristes que no quiero ni comentar y que solo nos recuerdan lo rapido que pasa el tiempo y que tenemos que disfrutarlo todo lo posible con la gente que queremos.

Pero también como siempre me han pasado cosas de esas que quiero dejar escritas para que cuando los niños sean mayores puedan sonreir (o reirse a carcajadas) con las cosas que le pasaban a su «amatxu».

Una de estas «cosas» me pasó justo antes de Navidad. Fuimos a Madrid con el coche de aita porque como no podía conducir todavía por la operación que tuvo en el hombro, quería mover su coche, y ya que íbamos todos, aprovechamos para que ama fuera un par de días antes para disfrutar con su nueva nietecita y nosotros nos fuimos todos en coche.

Todo iba muy bien y lo estábamos pasando fenomenal hasta que el domingo fuimos al museo con los niños, mi prima y su marido y sus niñas. Fuimos con dos coches, el de mi prima y el de mi padre, dejamos a todos en la puerta del museo y nos fuimos a aparcar cada una su coche por los alrededores.

El problema de la multitarea, es que como bien sabemos todos al final no te concentras 100% (ni 75% ni 50%….) en lo que estás haciendo, y en algunos casos no está mal porque te lo puedes permitir, pero en otros casos (como cuando aparcas el coche en un sitio que no conoces y teniendo un sentido de la orientación pésimo) realmente hay que fijarse en lo que se está haciendo o si no te puede pasar lo que me pasó a mí.

Aparqué el coche, contesté un Whatsapp, hablé con mi hermana por teléfono (que mira que me conoce bien y me hizo colgar diciendome «Te cuelgo que te conozco y luego te pierdes»), luego hablé con mi madre por teléfono, y 9 minutos exactos mas tarde estaba en la puerta del museo, a todo esto sólo hábíendome fijado en la calle en ala que estaba cuando mi hermana me dijo «que te conozco que te pierdes». Y digo yo, no puedes ir muy lejos en 9 min andando no?

Bueno, pues al salir del museo, yo ya tenia una sensación un poco rara de que «no me acordaba para nada» de donde había aparcado el coche, así que mientras se tomaban una cervecilla antes de ir a casa me fui a dar una vuelta para buscarlo (para no quedar luego muy mal si no lo encontraba…). El caso es que empecé a dar vueltas y vueltas y nada, que no encontraba el coche, asi que ya 15 min mas tarde me dí por vencida y fui a por ayuda.

Resumiendo, mientras los demás se iban a casa a preparar la comida, yo me quedé buscando el coche dando vueltas con el marido de mi prima, primero andando, luego en taxi, y nada. Por la tarde, mi marido y el marido de mi prima se fueron en coche a buscarlo dando vueltas alrededor del museo durante dos horas, y el coche no apareció. Yo ya estaba agobiándome un poco, pero estaba superconvencida de estaba despistadísima de donde lo había dejado, o mas bien, no despistada pero con un lapsus total de memoria porque no me acordaba de nada! Me preguntaban como era la calle y me sonaba una calle pequeñita, con un muro, sin locales comerciales, y al lado de una señal de inválidos (las cosas que tiene la imaginación oye…).

Después de dar vueltas y vueltas durante dos horas, nada, que no encontraron el coche, así que ya como último recurso (y a pesar de que mi prima estar convencida de que nos lo habían robado), cogimos un mapa, hicimos una cuadrícula, y allí que nos fuimos con un rotulador y el coche para ir tachando todas las coches que recorríamos buscándolo, en un cuadrado alrededor del museo lo suficientemente grande como para haberlo recorrido en 10 min andando….

Calle tras calle dando vueltas y tachando calles durante casi 3h, a las tantas de las mañana, cuando no había nadie por la calle y se podía ir despacito, se me iban agotando mis últimas esperanzas de encontrar el coche y no tener que decir a mi padre que lo había perdido! Pero aunque recé a San Antonio, se conoce que o no le ofrecí lo suficiente, o que la última vez que me encontró algo no le lleve el dinero a los pobres, así que no me hizo caso y nos tuvimos que volver con el rabo entre las piernas a casa a la 1,30 de la mañana. Lo peor, pensando toda la noche en como se lo iba a decir a aita y qué disgusto le iba a dar, madre mía!

Así que por la mañana siguiente, allí fuí con mi prima a casa de mis tios a dejar caer la noticia, sobre todo porque teníamos que ir a la policía a reportarlo como robado… «Pero bueno! que hacéis aquí tan pronto, si habíamos quedado a las 12,3o para salir de vuelta a Bilbao…», Yo: «ya, ya, pero es que tenemos que deciros una cosa…..», Ellos: «Ay Dios, que ha pasado???», Yo: «Es que… es que…. he perdido…… » (ya ahí me puse a llorar como un magdalena), Ellos: «Que??? Que????!!!!», Yo: «El coooocheeeeeee», Ellos (mi madre): «Por favor!!!! Que susto!!!! Eso no es nada!!! Creíamos que habías perdido a los niños!!!» (Jolines, vaya confianza que tienen en mí!), Ellos (mi padre): «El coche? Que has perdido… el coche?…. y como puedes perder el coche?????», Mi prima: «Seguro que lo han robado», Mi tio: «Con lo despistada que eres seguro que estás totalmente desorientada de donde lo has aparcado, vamos a vestirnos y vamos a buscarlo, ya verás como lo encontramos», Yo:»Pero es que hemos estado buscándolo ya 8 horas!».

En fin, allí fuimos a reportarlo como robado a la policía, pero sin hacer denuncia falsa eh? Diciendo que lo habíamos aparcado, que no lo encontrábamos después de haber buscado y buscado y que por lo tanto, imaginábamos que lo habrían robado…..  Un poquito mejor me hicieron sentir cuando le dijero a aita que no era ni el primero ni el segundo que les pasaba (aunque yo imagino que después de llegar a casa borrachos del día anterior, y yo ya sabéis que no bebo nada….).

Nada, que tuve que alquilar un coche para volver a Bilbao porque tenía que volar a Londres esa misma noche y dejamos allí las llaves por si aparecía (imaginábamos que aunque fuera por la multa de la policía al haberlo dejado en zona de OTA-ORA y no dejar papelito, pues ya localizaríamos donde estaba, y si no es que lo habían robado de verdad….). Y no, no lo habían robado…. lo encontró al día siguiente el marido de mi prima cuando iba con la moto, aparcado en una de las calles de «nuestra cuadrícula» enorme, de cuatro carriles, comercial, aparcado al lado de una cafetería y una gasolinera, vamos, igualito igualito que donde yo decía que lo había aparcado, y en la calle que me habían preguntado y habían dicho que 100% segura que no había aparcado allí (bueno, o por lo menos 99,99% 🙁 ).

 

Marcar el Enlace permanente.

2 Respuestas a Donde he dejado…. mi coche??

  1. Itziar dice:

    Bueno, y la cara de la policía cuando se lo contábamos como diciendo «si si, ya, ya me lo se…».
    En fin… una no tiene sentido de la orientación, que se le va a hacer….jejeje.

  2. Bassman dice:

    Jajajaja… tengo una amiga que me contaba la semana pasada algo igualito a lo que te pasó a ti… mira que mi amiga es despistada pero lo tuyo tiene delito… jajaja

    Me imagino a tu padre con la cara descompuesta preguntando por su coche…

    Anda que…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.