Y un recordatorio al verano….

Para los que les suene lo siguiente, es porque siguiendo el consejo de mi buena amiga Blanca, he separado la entrada en dos entradas diferentes porque me decia que si no es muy largo de leer (vamos, asi cariñosamente, que soy una rollista jajajaja)

Si tengo un hijo que se queja de todo, el otro el otro extremo… no le duele nunca nada, no se pone nunca enfermo, le queda bien todo lo que le compras y no se queja….. mira que el pobre no se queja de nada….. aunque le hagamos de todo al pobre….

Este verano según los niños fue uno de los mejores veranos de su vida, y ya puede ser! Ibiza con nosotros y con los aitites, todo un clásico, Denia con amigos, genial! Visita a Valencia y la ciudad de las Artes y Ciencias, Londres (Jon, campamento urbano, y Alex campamento de la Royal Ballet school), Paris (de turismo con la familia), Futuroscope (que nos encantó a todos), Burdeos (incluyendo la duna de Pilat, que según Jon fue una de las mejores experiencias de su vida…. En fin, ya pueden recordarlo ya, porque no sé cuándo vamos a poder repetir ni de lejos….!.

A lo que iba, este verano, tuvimos un “deja vu”.

Saliendo del apartamento en París para pasar un día de turismo…

Jon: “Ama…. Se me ha roto un trocito del aparato…..” (Joeeeeeeer noooooo TODOS los veranos igual, menos mal que esta vez no es a las 12 de la noche un domingo en Ibiza)

Yo: “Te hace daño cielo? Quieres que aita te lo mire?

Jon: “No no, no pasa nada, es solo un trocito pequeño…. (Buffff bueno, parece que salvamos esta vez….)

1 h mas tarde, en el autobús turístico Hop on-Hop off, llegando a la iglesia de la Madelene, de camino a Notre Dame, que teníamos hora para subir a la torre 1h mas tarde e íbamos a ir dando un paseíto desde allí….

Jon: “Ama…. No puedo aguantar!!!! Me duele muuuuucho…. Me está haciendo herida!!!” (Jooooeeeeeeeeeerrrrrrrrrrrr)

Yo: “Pepelu, has traido la navajita a ver si puedes hacer algo y soltarle la parte de aparato que le hace daño?”

Pepelu: “Pues… no…. No quería arriesgarme a que me pare un “gendarme” con la seguridad que hay y tengamos un problema….”

Yo: “Ay mira, aquí justo hay un Decathlon, vamos a entrar que SEGURO tienen alguna herramienta y podemos hacer algo”

Allí que nos fuimos, nos dividimos en dos grupos, Alex y yo, Jon y Pepelu a ver si encontrábamos algo, y al cabo de 10 min de dar vuelta por la tienda “enorme” por cierto, le llamé a Pepelu

Yo: “Hola cariño, donde estás? Vamos a salir ya que no encontramos nada, vosotros habéis encontrado?”

Pepelu: “Si bueno… ven a la salida, estoy justo al lado de las cajas”

No tengo palabras para explicaros lo que me encontré al llegar a la zona de las cajas….. allí estaba Pepelu con Jon, delante del taller de arreglo de bicicletas.

Parece ser que al ver el taller, Pepelu con muy buen criterio, y con gestos (y no puedo explicarme cómo consiguió que el tio le entendiera….), consiguió que el tío del taller le diera un alicate de los que usaba para arreglar las bicis y allí me los encontré, a  Jon con la boca abierta, Pepelu con un alicate metiéndoselo en la boca y tirando….. Jon diciendo “Ayyy ayyyy que me sacas la muela”, el del taller de bicicletas que era un poema mirándoles con los ojos como platos, pensando “Ay Dios para que le daría yo a este tío un alicate” la gente de las cajas yo creo que a punto de llamar a gendarmería…, y encima para nada, porque el puñetero aparato, la parte rota esta vez estaba superpegado (no quería yo aparato fijo? No? Pues ale! Fijo y vaya que fijo!) asi que lo único que consiguió Pepelu fue “afilar” la punta del aparato rota al tirar y tirar, y cuando salimos del Decathlon, tuve que comprar un paquete de chicles para que Jon los masticara y se los pusiera el pobre en la punta afilada para que no le atravesara el moflete…  y allí nos fuimos a la búsqueda del dentista en el centro de París.

Plan B ya teníamos porque un buen amigo que tengo que París y con quien habíamos quedado después por la tarde, nos había dado direcciones de algún hospital que tenían urgencias pediátricas con dentista porque decía que iba a ser muy difícil encontrar algún dentista que no estuviera de vacaciones en Agosto.

Así que decidimos que total como ya no llegábamos a subir a Notre Dame a la hora que teníamos reservada, íbamos a por Plan A, a mirar por los portales a ver si encontrábamos a algún dentista.

Después de media hora mirando y llamando a todos los carteles que ponía “Dentista” en los portales, bingo! Dimos con una “Clinique Dentaire” que estaba abierta!!!!

Allí que subimos y cuando entramos, nosotros en plan turista total con mochilas, playeras etc… nos encontramos una clínica que te mueres, preciosa, TODA blanca, paredes, suelos, sofás, recepción, recepcionista, ….. un cristalón enorme haciendo una semicircunferencia y enfrente toda la vista de la iglesia de la Madelene, televisiones en las paredes….. vamos, la típica clínica de ricachón total, vacía, no había nadie mas que nosotros, la recepcionista, y un dentista de guardia….Yo no quería ni pensar lo que nos iban a cobrar por arreglar al niño el aparato, o quitárselo o lo que fuera en aquella Cojoclinica! Solo pude decir “Credit Card???” Y cuando me dijeron “Oui oui” pensamos “Que sea lo que Dios quiera!”

Cual fue nuestra sorpresa, cuando después de hacerme entender de lo que le pasaba al niño, y verle al pobre el estado en el que estaba, le cogieron rápidamente (aunque yo creo que tuvo que ver un poco el ver a Alex que se quitaba las playeras y se repantingaba en uno de los sofás a ver la tele después de coger un chocolate en una maquinita que tenían allí para los clientes

Alli que entré yo con Jon, y en literalmente 10 seg, le habían quitado el trozo roto, y nos estaban cobrando….. 24 Eur!!!!! Mira que estoy pensando en llevarle a hacer el tratamiento de ortodoncia allí en vez de aquí!

Asi que si, volviendo a mi comentario inicial…. el pobre Jon no se queja de nada…..

Bookmark the permalink.

2 Responses to Y un recordatorio al verano….

  1. Itziar says:

    Joer pues en nuestro caso casi nos sale mas barato el dentista que el café!!!!

  2. Eva says:

    Jaja. Paris …..vale más tomarte un café con leche que ir al dentista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.