Feliz 2020!!! (y vuelta a la carga!)

Un año muy movido, un descanso del blog, mucho tiempo , demasiado,  muchas cosas han pasado no contadas…. (parezco el maestro Yoda). Cosas que me gustaría contar  poco a poco, sin prisa pero sin pausa, porque no quiero dejar esto, un pedacito de la historia de mi vida para la posteridad….

Madre mia, qué serio me ha salido esto, no parezco ni yo…..!

Creo que casi todos los que me leéis ya sabréis las noticias de mi madre, una supercampeona o como dice mi maridito «es que es palentina, que son muy duras», ella diría «si si, ya… ya veremos», porque palentina si que es pero  agorera también. En resumen, después de dos sustos muy gordos y dos operaciones mayores (corazón y cabeza), aquí estamos, ya en casa desde hoy mismo, con un master en planificación y dosificación de medicamentos (madre mía, pero como pueden escribir los informes de alta tan complicados!). Ahora otro poquito de tiempo hasta que se regule todo y a empezar a recuperarse completamente. Como sé que me lee y me va a echar la bronca si digo algo más, me callo ya y acabo esto con un superbeso y abrazo a la mejor amatxu del mundo.

Creo que voy a ir en el año 2019 de final a principio pensando cosas que han pasado y que no he contado, en diferentes posts hasta que se me acaben las ideas de nuevo, porque año nuevo vida nueva, vamos, lo que digo todos los años de ponerme las pilas, adelgazar, escribir…. pero esta vez va en serio (o sea, lo que digo todos los años), pero no, en serio, esta vez de verdad! Antes de cumplir los 50 y todavía me queda un año entero…. no penséis mal… (y de paso, que ya me conocéis, voy dejando caer una fecha clave de mis cumpleaños), voy a cambiar y cuidarme un poquito.

Creo que en algún momento he contado que ahora tengo dos bailarines en la familia, uno haciendo Ballet y el otro haciendo Funky.

Pues sí, Jon lleva dos años haciendo Funky. Un día, hace dos veranos me dijo que le gustaría hacer Hip Hop y yo ni corta ni perezosa me puse a mirar (antes de que se le pasara el subidón) para ver donde podía hacer algo de eso cerca de casa, y ví que en la Alhondiga había cursos de niños de Funky, así que le apunté pero sin decirle nada para que no entrara en fase de alerta.

Llegó el día D: «Jon cielo, te he apuntado a Funky y empiezas hoy», y Jon como era esperado «Eh? Funky? Que es eso?». Yo: «Pues como Hip Hop». Jon: «Eh? Que? que? nooooo que yo no quiero hacer eso! Que no! Que yo no voy!».

Como buena madre le convencí para ir a diciéndole que fuera a probar un día, dicéndole que si no le gustaba no pasaba nada y no tenía que volver, y cual fue mi sorpresa que después de ir a regañadientes, volvió diciendo «Ama! me ENCANTA! Hay un grupo supermajo de niñas mas mayores y todas me dicen que «Que monoooooooo» (Creo que eso fue el detonante y aliciente, yo creo que nadie en toda su vida racional le había llamado «mono» sin tener un significado de «animal de zoo»….)

El año pasado al acabar el curso dieron una exhibición en la misma clase de la Alhondiga a los padres de l@s niñ@s, y ahí vimos por primera vez bailar a Jon (aparte de todas las veces que nos bailaba «la canción» en casa… quien me iba a decir que me iba a aprender de memoria una canción de esas….), y oye, no bailaba «tan mal», teniendo en cuenta que el resto de las niñas llevaban tiempo ya haciendo Funky y el otro niño (muy estilosillo el) llevaba un año mas. Sí que es verdad que bailaba (como dice una amiga mía de su hija en sus tiempos de baile moderno), tipo Geiperman, no se saltaba ni confundía en un solo movimiento, aunque Alex decía que no separaba los codos del cuerpo (cosa que también era un poco cierta).

Este año, aunque se le ha pasado el subidón (o las niñas ya no le llaman «mono») todavía sigue yendo (no se si conseguiremos que siga el año que viene), y su grupo de Funky se ha presentado al concurso del PIN (Parque infantil de Navidad) de baile, diferentes grupos, diferentes modalidades, diferentes edades.

Este fue un momento de «no no no no no yo no voy, ni de coña», así que ahí otra vez  puse en «on» el interruptor de madre insistente, convenciéndole para ir…. y no me extraña, había mogollón de gente mirando, lo televisaban por TeleBilbao…. en youtube…. le daba al pobre muchísima vergüenza.

Día F-6 (El D ya lo he contado antes): «no no no, yo no voy…»

Día F-5: «no no no no no no, yo no voy…..»

Día F-4: «no no no no no no no no no no, yo no voy…..»

Día F-3: «Ama, para mañana practicar , en la clase de Funky, han dicho en el grupo de Whatsapp que tenemos que llevar una camisa de cuadros con una camiseta blanca por debajo». 5 min después «no no no no no , yo no voy…..»

(Yo como buena madre otra vez, le preparé «por si acaso» para el día siguiente, una camisa mía de cuadros rojos, y otra suya de cuadros verdes y la camiseta blanca)

Día F-2, teléfono al trabajo a las 6 menos 5 (a las 6 empieza la clase de Funky): «Amaaaaaaaa, pero que camisa me has dejadoooooo, que me queda grandísima!!!! y la de cuadros verdes no puedo llevar que tiene que ser de cuaadros rojos!!!!». Yo: «Pues lleva esa hoy y diles que compramos otra mañana», El: «Joer amaaaaa no, yo no llevo esto, que es tuya, una camisa de chica», Yo: «Pero quien lo va a saber»?, El: «Pues yo!!!!», Yo: «Anda!!! Coge la camisa que quieras y sal zumbando!»

Día F-1: «Jon, vas a ir al concurso al final? Porque si no, no te compro la camisa!». Jon: «no no no no no, yo no voy! Pero por si acaso cómprame la camisa….». Allí me fui a HyM a buscar (y encontré de churro), una camisa de cuadros rojos.

Dia F, 9 de la mañana: «no no no no no no no noooo yo no voy!».

Día F, 11 de la mañana: «ama, es que quiero ir pero me da mucha vergüenza….». Yo: «Venga, vamos a ir, y si en el ultimo momento no quieres salir, no sales.» (la técnica de siempre)

Día F, 2 del mediodía, sin desayunar aún ni los niños ni yo, por razones varias incomprensibles y saliendo de casa corriendo (a las 4 teníamos que estar en el PIN para entrar con el grupo de Funky).

Creo que muchos ya sabréis de lo que hablo cuando digo que el hambre está inversamente relacionado con el momento de jugar a los videojuegos, sobre todo si no han podido jugar mucho últimamente, y que en cuando hay un parón en el «juego» de repente, el hambre surge de manera gigante e inmediata como un de los monstruitos con los que juegan y que ha estado oculto por detrás de las pantallas….

Pues como iba diciendo, 2 del mediodía, sin desayunar, saliendo de casa, Jon me dice «Amaaaaa que tengo que llevar playeras blancas!» Yo: «Perdon???? Playeras blancas! Pero si no tienes! Y cuando me lo pensabas decir????» Jon: «Es que no iba a ir…!» . Momento de salir corriendo hacia el Forum cruzando dedos para que hubiera su número y no fuera muy caro, porque entre las zapatillas y la camisa… ya teniendo en cuenta que a lo mejor no se iba a volver a poner ninguna de las dos…. caro me salía el concursito!

Día F, 2.30, parada antes del Forum en el bar de pintxos a un euro, mala madre mala madre… «Niños, rapidamente, elegid un pintxo».

Alex: «Pero no hemos desayunado!!!»

Yo: «Pues eso, esto es el desayuno»

Alex: «Pero es la hora de comer!»

Yo: «Pues eso, esto es la comida»

Alex: «Pero y el desayuno???»

Yo: «Que cojas un pintxo!»

Alex: «Y puedo pedir tambien un colacao? Como no he desayunado….»

Jon: «Pues yo voy a coger dos pintxos, uno para la comida y uno para el desayuno»

Alex: «Pero esto es el desayuno o la comida?»

Yo: «Andando! Que hay muchos gastos en Navidades y además no nos da tiempo! Luego os compro algodón de azúcar en el PIN»

Jon y Alex «Ah vale!»

Dia F, 3 de la tarde corriendo al Forum, a probar zapatillas.

Dia F, 3.30 de la tarde, conseguimos zapatillas

Dia F, 4 de la tarde, en el PIN, conseguimos entrar con el grupo

Dia F, 4.15 de la tarde, Jon: «no no no nonononononon yo no salgo». Buena madre insistente «Venga cielo, que luego vas a estar orgulloso de haber salido, que si no lo haces vas a estar muy frustrado…»

Dia F, 4.30 de la tarde, Jon: nooooooo nooooooo nooooo yo no salgoooooooo, me voy, me voy»

Día F, 5 de la tarde, exhibición de Funky, empujón le quité las gafas para que no viera a nadie del público y salíoooooooo y no se confundió ni un solo movimiento, eso sí, el movimiento Geiperman no había mejorado mucho, olé olé olé  sus huevos.

Dia F , 6 de la tarde: «Pasan a la final que se celebrará el día 4 de Enero, Grupo de Funky de la Alhondigaaaaaaaaaaa». Jon «Queeeeeeee????? Como?????? no nononononononononono yo no voy a la finaaaaaal»

Ah! como nota adicional… la camisa….. la llevaban atada a la cintura!!!! Y si, si, la mía le quedaba grande y tuve que comprar una nueva…..

Pues eso, como he dicho, y como ya sabéis que Alex es normalmente el bailarín, pues que sepais que Jon tambien baila!  (para los que os preguntéis lo que pasó en la final del concurso…. Una gastronteritis muy sospechosa hizo que no pudiera ir el día 4 a la final, en la que por cierto, habría competido contra el grupo de Ballet de su hermano!,  y por cierto, los únicos niños de todo el concurso (junto con con el otro niño del grupo de Funky de Jon).

Bookmark the permalink.

8 Responses to Feliz 2020!!! (y vuelta a la carga!)

  1. Itziar says:

    Jajajajaa! Mi primera frase es “que no llegamos!!!”

  2. Itziar says:

    Pues si…. a ver si leyendo estas historias cuando sean mayores se dan cuenta!

  3. Itziar says:

    Ya…. es que ha sido un año demasiado movido. Pero ya estoy “on track” de nuevo. Me volverás a leer pronto 🙂

  4. Anónimo says:

    Me encanta !
    Hacia mucho no te leía .
    ¡ Feliz Cumple a la familia !!Bss

  5. Alicia says:

    Lo que hacemos las madres no tiene precio

  6. Mamen says:

    Cómo te entiendo. » Corre» creo que es la primera palabra que sale de mi boca por la mañana. Bienvenida al grupo de malas- madres.
    Ole por Jon, es un campeón.

  7. Itziar says:

    Yo tampoco sé cómo me da la vida jajajjaja xxx

  8. Blanca says:

    Jajaja

    No se como te da la vida,hija.
    Tu sí que eres superwoman!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.